Ficha Biológica
 
Algarrobo
Ficha Biológica
Comentarios
ALGARROBO (Prosopis pallida)
Generador de Vida en el Desierto
imagen
Reino: Plantae
Filo: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Mimosaceae
Género: Prosopis
Especie: Pallida
Descripcion
imagen
El algarrobo es un árbol longevo, que pertenece al orden de las leguminosas. Cuenta con una gran capacidad para vivir en el desierto debido a su habilidad para captar nitrógeno y agua por sus largas raíces. Su tronco retorcido alcanza hasta 20 metros de altura y 2 metros de diámetro, con largas ramas flexibles, algunas de ellas espinosas. Corteza externa pardo-gris-negruzca; fisurada con ritidoma leñoso; frecuentemente con espinas. Corteza interna blanco y rojo, amarga y con olor a barniz; textura fibrosa.
Copa generalmente horizontal, en forma de sombrilla, amplia o a veces globosa, siempre verde, que llega a sobrepasar los 15 m de diámetro, ramas retorcidas y follaje abundante.
"Algarrobo" producto nutraceutico
imagen
La algarrobina, es un poderoso alimento funcional al cual se le atribuyen numerosos beneficios para el organismo como proveer de energía necesaria al cuerpo para realizar largas jornadas de trabajo, ayudar a prevenir la anemia, vigorizar el corazón y mantener los músculos completamente saludables.

Es rica en vitamina A y calcio, además de contener potasio, magnesio y hierro, entre otras sustancias. Contiene un alto porcentaje de azúcares naturales y es buena para la digestión. Aproximadamente tres cucharadas de algarroba equivalen a una barra de chocolate.

El algarrobo proporciona la mayor fuente de nitrógeno en las zonas áridas y los diversos componentes tienen propiedades nutritivas y medicinales, por la variedad de aminoácidos, vitaminas (principalmente C y E) y minerales (potasio) que contiene, además de su alto contenido de azúcar (sacarosa),

La algarroba, fruto del algarrobo , es rica en sacarosa, glucosa, fructosa y fibra. Contiene también vitaminas A, B1, B2, D, hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio, tanino y otras sustancias mucilaginosas. Sus componentes la hacen idónea tanto para forraje o alimentación animal como para la fabricación de productos destinados a la pastelería.

Su fruto posee una alta calidad nutritiva, por presentar, en promedio, de 9 al 14% de proteínas, 50% de extracto no nitrogenado, 20% de fibra, 3% de cenizas y buen contenido de vitaminas, minerales y carbohidratos. La semilla es rica en proteínas y grasas, y la cáscara en fibra.

La algarrobita no solo levanta el ánimo decaído de manera notable sino que contribuye a reforzar nuestras defensas, favoreciendo la prevención de diversas afecciones y enfermedades.

No hay que olvidar que es un poderoso antioxidante natural que contribuye a mantener saludable el organismo de niños, jóvenes y adultos, refuerza nuestro sistema de defensas y previene el envejecimiento prematuro.

El consumo de algarrobina retarda la pérdida del colágeno, proteína que se encuentra en toda la piel y es la principal encargada de otorgarle tersura, elasticidad y suavidad natural.